Con los obreros del metal de la Bahía de Cádiz

La situación de los obreros del metal de la Bahía de Cádiz, en general, y de los de las “empresas auxiliares” como eufemísticamente denominan a las subcontratas, en particular, es lamentable, predominando los salarios de miseria, unas condiciones extremadamente precarias de trabajo. Lo habitual en el Metal gaditano así como en todos los sectores de la producción y lugares de la geografía del Estado, es que los convenios – que son terriblemente nocivos para los trabajadores y beneficiosos para la patronal – ni tan siquiera sean cumplidos por los empresarios, con la complicidad del sindicalismo vertical del Estado encarnado por sus sindicatos apesebrados – CCOO y UGT – y del propio Estado donde lo mejor que podría acontecer a la clase obrera es la desaparición de la Inspección de Trabajo, totalmente alineada con la Patronal al igual que el ordenamiento jurídico que protegen.

Esta realidad, en la Bahía de Cádiz, no sólo se refleja en las paupérrimas condiciones de la clase obrera, del exilio forzado de muchos trabajadores como consecuencia de ver vulnerado su derecho al trabajo, que en el Estado español no existe, sino también en la siniestralidad en el trabajo, donde de manera perenne mueren obreros en los tajos.

Los trabajadores del metal de la Bahía de Cádiz, los de las subcontratas de Navantia, sufren no solo unas condiciones precarias sino también la acción del sindicalismo vertical corporativista encarnado en las corruptas estructuras sindicales de CCOO y UGT, que obstaculizan la posibilidad de organizarse sindicalmente a esos trabajadores que rechazan esos sindicatos corruptos apoyándose para ello en la legislación del capital, que le otorga a CCOO y UGT la prebenda de convocar elecciones sindicales por primera vez en las empresas.

Así, pues, CCOO y UGT por un lado impiden la organización sindical de los trabajadores de las subcontratas al margen de esas centrales corrompidas, por otro lado no vacilan en promover la división y la insolidaridad entre los trabajadores de NAVANTIA y las subcontratas y, para mayor vergüenza de esos sindicatos traidores y ante una intentona de movilización de los trabajadores de las subcontratas, no han dudado en salir en contra estos trabajadores deshonrando al Comité de Empresa de NAVANTIA con una carta conjunta con la Dirección de NAVANTIA arremetiendo contra los trabajadores de las empresas subcontratistas de NAVANTIA. Para CCOO y UGT de NAVANTIA en la Bahía de Cádiz los problemas de los trabajadores subcontratados son “un conflicto laboral ajeno a NAVANTIA” que “pretenden dañar la imagen de NAVANTIA” y, además, se alinean con la Empresa NAVANTIA satanizando a la organización que está apoyando a los trabajadores de las subcontratas, y a los propios trabajadores, acusándolos de coaccionar – por movilizarse –  y señalando a los trabajadores de las subcontratas de “poner en riesgo los compromisos contractuales”. Adjuntamos el comunicado conjunto donde se manifiesta con claridad, y sin ambages, no sólo que CCOO y UGT son la Patronal, sino que reflejan la podredumbre de un sistema corrompido que es el que los sostiene.

A ello hay que añadirle el vergonzoso papel jugado por los medios de manipulación de masas, todos en manos del Capital, satanizando y tratando de engañar a los ciudadanos de la Bahía de Cádiz para ponerlos en contra de los trabajadores del metal y la CTM.

Y por último la Patronal, la FEMCA, crecida al comprobar que tiene a los sindicatos podridos de la patronal a su lado, a los medios de manipulación de masas y al Estado fascista, amenaza a los trabajadores y a las organizaciones que les están apoyando en la lucha presentando demandas contra la CTM y el Comité de Huelga apelando que la huelga que convocaron era ilegal y también por los daños y perjuicios que les está causando el conflicto laboral, ergo la misma patronal reconoce la existencia de un conflicto laboral que las marionetas de CCOO y UGT señalan que es ajeno a NAVANTIA. Una Patronal que a los podridos sindicatos CCOO y UGT “invita a los sindicatos firmantes del convenio a sumarse a estas denuncias dado el daño que se les hace y la intención, concurrente y manifiesta, de ocuparles espacios, de manera ilegal, que les son propios. Para FEMCA no se entendería que no se personaran en este tipo de denuncias.

Como puede comprobarse el sistema no sólo es adverso para la clase obrera, es su enemigo y la única salida que tiene la clase obrera es romper revolucionariamente con el sistema. Junto con la patronal, todos sus lacayos – medios de manipulación de masas, Estado y los sindicatos verticales CCOO y UGT – utilizan todos los medios para vilipendiar a la clase obrera y satanizarla ante el pueblo. Los sindicatos apesebrados de la Patronal – CCOO y UGT – lo que tendrían que hacer, para empezar, es exigir el cumplimiento del artículo 54 del I Convenio Colectivo Intercentros de Navantia que versa sobre la subcontratación en lugar de chuparle las botas a la Dirección de la Empresa, dividir a la clase obrera y arremeter contra las organizaciones sindicales y los trabajadores de las subcontratas.

Hacemos un llamamiento a los trabajadores de NAVANTIA a romper con CCOO y UGT y a unirse a los trabajadores de las subcontratas. Asimismo, hacemos un llamamiento a los trabajadores de las subcontratas a organizarse sindical y políticamente para fortalecer las posiciones de la clase obrera y doblegar el pulso a una Patronal totalmente antiobrera. Y por último, hacemos un llamamiento a llevar la problemática y la lucha de los trabajadores del metal a todos los municipios de la Bahía de Cádiz y de la Janda y tejer la unidad con la sociedad para confrontarse con una Patronal enemiga del pueblo, de la clase obrera, y contrarrestar a las fuerzas del capital – incluidos CCOO y UGT – con la fuerza de la clase obrera, con la fuerza del pueblo trabajador, y uniendo ese conflicto laboral con otros muchos conflictos que se den en otros sectores de la producción y a otros  sectores del proletariado – lucha por la sanidad, educación y pensiones públicas, desahucios, derecho a la vivienda digna, etc. – construyendo una única fuerza que unifique todas las luchas en una única lucha de clase contra la patronal, su sistema económico y el Estado que lo sostiene.

 

¡SOLIDARIDAD CON LA CTM Y LOS TRABAJADORES DEL METAL!

¡TRABAJADORES DE NAVANTIA, ROMPED CON LOS LACAYOS DE LA PATRONAL QUE DIVIDEN A LA CLASE OBRERA!

¡POR LA UNIDAD DEL SINDICALISMO DE CLASE, POR EL FORTALECIMIENTO DE LA FEDERACIÓN SINDICAL MUNDIAL, POR EL FRENTE ÚNICO DEL PUEBLO!

 

Cádiz, 17 de julio de 2023

 

COMITÉ REGIONAL DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.) EN ANDALUCÍA

Comment ( 1 )

  1. El artículo expone una visión crítica y vehementemente contraria a la situación de los obreros del metal en la Bahía de Cádiz, en particular los empleados de las «empresas auxiliares» o subcontratas. A continuación, se resumen y deducen algunas de las conclusiones y puntos clave del artículo:

    Condiciones Laborales Precarias: Se denuncia que los trabajadores del metal, especialmente los de las subcontratas, enfrentan condiciones laborales extremadamente precarias y salarios muy bajos. Se sugiere que esto es común en toda la industria y en toda España.

    Incumplimiento de Convenios: Se afirma que los convenios laborales, que se consideran perjudiciales para los trabajadores, a menudo no se cumplen por parte de los empleadores. Se critica a los sindicatos CCOO y UGT por su supuesta complicidad en esta situación.

    Siniestralidad Laboral: Se señala que la siniestralidad laboral es un problema constante en el sector, y se menciona que los trabajadores a menudo mueren en accidentes laborales.

    Sindicalismo Corporativista: Se critica al sindicalismo vertical y corporativista representado por CCOO y UGT, que supuestamente obstaculiza la organización sindical independiente de los trabajadores de las subcontratas y promueve la división y la insolidaridad.

    Hostilidad contra los Trabajadores Subcontratados: Se acusa a CCOO y UGT de oponerse a los esfuerzos de movilización de los trabajadores de las subcontratas y de alinearse con la patronal y la dirección de las empresas, lo que ha llevado a una carta conjunta con NAVANTIA en contra de los trabajadores subcontratados.

    Manipulación Mediática: Se critica a los medios de comunicación, que se consideran en manos del capital, por difundir información sesgada y manipulada para poner a la opinión pública en contra de los trabajadores del metal y de la CTM (Central de Trabajadores de la Metalurgia).

    Amenazas de la Patronal: Se menciona que la patronal (FEMCA) ha presentado demandas contra la CTM y el Comité de Huelga, reconociendo la existencia de un conflicto laboral, aunque alega que la huelga fue ilegal y busca daños y perjuicios.

    Llamado a la Acción y a la Unidad: El artículo hace un llamado a los trabajadores de NAVANTIA a romper con CCOO y UGT, a los trabajadores de las subcontratas a organizarse sindical y políticamente, y a la sociedad en general a unirse a la lucha de la clase obrera. También aboga por la unidad de todas las luchas laborales y sociales en una lucha de clase contra la patronal y el sistema económico.

    En resumen, el artículo presenta una perspectiva radicalmente crítica de la situación laboral en la Bahía de Cádiz y cuestiona la eficacia y la integridad de los sindicatos CCOO y UGT, acusándolos de ser cómplices de la patronal y de actuar en contra de los intereses de los trabajadores. También destaca la necesidad de una acción colectiva y una lucha de clase para abordar las condiciones laborales precarias y la desigualdad en la sociedad.

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *